Temas
Login
Main Menu


: En Casa Cuna hay chicos que esperan una familia
on 23/3/2006 18:54:52 (6515 Lecturas)

En los Juzgados de Menores hay una lista de familias que esperan un bebé, mientras en Casa Cuna hay chicos de 5 a 7 años que esperan una familia. La asistente social del hogar habla de la situación y las necesidades de los pequeños, a quienes la institución ya les resulta perjudicial.

Cuatro chicos que tienen entre 5 y 7 años "tienen resuelta su situación legal". Es la terminología que resuena en cada uno de los pequeños que integran el Hogar Casa Cuna. Esto significa que la situación y el juez decidieron que están solos, sin familiar que los cuide y que pueden ser adoptados.

En los Juzgados de Menores hay una lista de familias que esperan pacientemente la cigüeña. Sin embargo, ninguna de ellas pide por un niño mayor de cuatro años.

"Son chicos que pueden tener una familia y, por la edad o la situación particular de alguna discapacidad, no se les puede conseguir una a través del Juzgado. Por eso estamos contando lo que pasa por otros medios", cuenta la asistente social del hogar, María Gabriela Rolón.

La profesional explicó que la institución en un determinado momento brinda protección frente a una situación de riesgo que vive el pequeño y satisface esas necesidades básicas que seguramente no puede cubrir en su grupo familiar. También allí encuentra apoyo y contención, pero no deja de ser en un marco institucional, "con pautas, valores y modelos que no son los que puede brindar una familia", subrayó.

EL TIEMPO NECESARIO
"Los chicos van creciendo, va transcurriendo el tiempo y ellos lo pasan adentro de la institución, lo que se torna perjudicial. Ellos tienen que estar acá lo estrictamente necesario", señaló Rolón.

Cuenta que ya hay chicos que manifiestan abiertamente que no desean estar ahí, por medio de las palabras, de conductas tristes o violentas, y desde la institución no encuentran respuestas. Los sentimientos de angustia atraviesan las paredes cuando alguno se va, ya sea con su familia o con una adoptiva. Y no hay forma de responder a las preguntas que emanan irremediablemente: "¿Por qué yo no? ¿Cuándo va a llegar mi familia? ¿Por qué no me quieren?".

Según cuenta la entrevistada, antes de la adopción, luego de los trámites en el Juzgado de Menores, hay un período de adaptación durante el cual el niño y la familia que pretende adoptarlo se van conociendo. "Yo siempre digo que es cuestión de piel, porque a los padres de repente les decís: `Éste es su hijo', y al niño: `Éstos son tus padres'... y el amor debe surgir".

También hay tres hermanitos que podrían ser adoptados. "Tratamos de no separarlos, tenemos muy claro eso. Pretendemos que puedan estar juntos en una familia; ojalá pueda ser", expresa la profesional acerca del deseo de los que trabajan ahí.

Quienes tengan posibilidades y ganas deben dirigirse a los Juzgados de Menores 1° y 2° nominación, en 9 de Julio 1832/42.

Fuente: www.ellitoral.com

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia






License Information | Privacy Policy | Faq | Contactos


Copyright © 2003 by santafeciudad.com  |  Powered by XOOPS 2.0 © 2001-2008 The XOOPS Project  |  theme by 7dana.com